Odontoclave

TéCNICA STANDAR

Ortodoncia Técnica Estándar Convencional

La ortodoncia con brackets convencionales se realiza con brackets metálicos. Los brackets metálicos han sido, durante muchos años, el sistema de ortodoncia más utilizado y también el más conocido.

El tratamiento de ortodoncia consiste en la colocación de brackets sobre la superficie anterior de los dientes permanentes y la duración del tratamiento varía dependiendo de la severidad de la mal oclusión.

¿Cómo funcionan los brackets convencionales?

La función de los brackets metálicos es la de mover los dientes a la posición funcional y estética correcta. Es decir, por un lado tienen como objetivo colocar los dientes para que el proceso de masticación sea el adecuado.

Por otro lado, y como ya hemos adelantado, la ortodoncia convencional también tiene una función estética, la de hacer la sonrisa más armónica.


El paciente debe asistir a un control mensual con el ortodoncista para realizar los ajustes necesarios como son cambio de elasties (cauchos de colores), alambres de nitinol o acero, bandas, tubos, botones y elásticos, etc. De esta manera podrá evaluar el progreso del tratamiento de ortodoncia.

Testimonios de pacientes

Preguntas frecuentes sobre ortodoncia Técnica Estándar

Las citas no deben de ser menor a  20 días, debido a que no se le daría el tiempo necesario que el hueso necesita para su respuesta ósea, tampoco inasistir más de 4 o 5 semanas ya  que se pierde tiempo en el avance del tratamiento.

Cuando se activa la ortodoncia el especialista lo que busca es una respuesta ósea para que el diente se mueva, la respuesta ósea se produce de 8 a 10 días, se debe dejar un promedio igual de descanso de 8 a 10 días, por eso no puede ser menor a 20 días.

Depende de la complejidad de la maloclusión, si el paciente requiere exodoncias o no, puede durar de 12 meses en adelante. 

No, solamente se coloca aparatología en boca cuando es necesario alinear los dientes con sus respectivos maxilares con el fin de recuperar la estética y funcionalidad de la boca.

Es muy relativo, depende del dolor del paciente que algunas veces se puede sentir un poco de dolor, pero no es un dolor incapacitante. 

Para el dolor solo se pude tomar analgésicos, como el acetaminofén. Lo ideal es no tomar analgésicos durante tiempos prolongados porque esto puede interferir con el movimiento dental requerido para el tratamiento de ortodoncia, por lo tanto, estos deben ser tomados solo en caso de una molestia moderada o severa según la indicación del odontólogo tratante.

En los días posteriores a la colocación de los brackets es normal que sienta molestia o leve dolor en los carrillos, labios, lengua y dientes, para minimizar estos síntomas es recomendable ingerir alimentos de consistencia blanda.

No masticar alimentos duros, pegajosos y/o tostados, los alimentos de gran volumen como carnes y frutas deben ser picados y llevadas a los dientes de atrás para su masticación.

Es normal que aparezcan espacios porque los dientes, se están posicionando en el lugar correcto. 

Porque se está moviendo a un nuevo sitio o corrigiendo su posición.

  • Retenedores fijos. Normalmente consisten en un alambre trenzado muy fino que se coloca en la parte interior de los dientes. Lo más habitual es colocarlos entre los caninos y son, como su nombre indica, fijos. Solo los puede retirar tu dentista. Aunque puede parecer una técnica agresiva ¡No te preocupes! El alambre es muy fino, se coloca en la cara interior de los dientes, no interfiere en el habla y pronto te acostumbrarás a ellos. Hay algunos pacientes que llevan este tipo de retenedores toda la vida sin ningún tipo de problemas.
  • Retenedores Removibles. Consisten en una férula de plástico creada a partir de un molde perfecto de tus dientes. Este tipo de retenedores se pueden retirar para comer y cepillarse los dientes. Son muy cómodos porque se adaptan a la perfección a tus dientes y además son transparentes, con lo que tu sonrisa lucirá perfecta. Son la opción habitual que las dentistas recomendamos para usar por la noche (en caso de no llevar retenedores fijos).

Hay ciertos protocolos estándar en el uso de los retenedores, pero dependen mucho del tratamiento al que te hayas sometido y de tus propias características como paciente. Por norma general, los retenedores fijos se colocan de forma permanente. En algunos casos se colocan en los primeros meses tras la ortodoncia y se retiran más tarde para sustituirlos por los removibles.

En el caso de los removibles se suele recomendar llevarlos los primeros meses de forma continua, solo retirándolos para comer y la higiene dental. Posteriormente se recomienda su uso durante la noche ya que, como te hemos comentado, los dientes siempre tratan de volver a su posición natural.

Como ocurre con los tratamientos de ortodoncias, hay algunas indicaciones a tener en cuenta al usar retenedores:

  • No morderse las uñas u objetos duros. Este es un consejo siempre muy útil. Morder tapones de bolis, hielo o las uñas desplaza y desgasta los dientes y va en contra del efecto de los retenedores y la ortodoncia.
  • Una dieta sana. Del mismo modo alejarse de alimentos dañinos o muy duros, y masticar correctamente alargaran la vida de tus retenedores y ortodoncia.
  • Retirar y guardar. Si usas retenedores móviles límpialos bien, guárdalos en su caja y retíralos con cuidado. Lograrás que su durabilidad se extienda en el tiempo.
  • ¡Visita a tu dentista!