Odontoclave

La meta principal de la ortodoncia, es la alineación armónica de los dientes. Pero no solo se logra eso durante el proceso. 

 

Son muchísimos los beneficios que se consiguen con este tipo de tratamiento, más allá de arreglar la apariencia torcida de los dientes y llevarlos a un estado milimétricamente perfecto. 

 

Con este es posible mejorar la mordida y problemas en la mandíbula o cara. Para ello se emplean dispositivos que corrigen las imperfecciones en los maxilares que, incluso, inciden en la parte estética, en el estado de las encías y la función de los dientes. 

 

Odontoclave detalla, a continuación, los problemas que se corrigen con ortodoncia: 

 

  • Mala mordida por succión de dedos: chupar el pulgar tiene sus consecuencias y se solucionan con tratamiento llamado interceptivo que repara la mala mordida. Se usan en estos casos arcos fijos o removibles. 

 

  • Sobremordidasignifica que los dientes de la arcada superior pasan en mordida a más de la mitad de la altura de los inferiores. Técnicamente es maloclusión tipo II y lo ideal es acomodarla aplicando la intercepción en la infancia o adolescencia, pues de adultos el maxilofacial solo se movería parcialmente. 

 

  • Mordida cruzada: uno o varios dientes de arriba están por detrás de los de abajo al morder. Es sencillo de arreglar en infantes, pero en adultos es más efectivo si se combina con una cirugía. 

 

  • Submordida: también llamada prognatismo mandibular, ocurre cuando los dientes de la arcada inferior se extienden demasiado hacia adelante o los de arriba muy hacia atrás; también cuando hay la mandíbula inferior está adelantada. Se soluciona con un expansor o una máscara antiprognatismo alrededor de la cabeza, para que la barbilla consiga su posición ideal. 

 

  • Mordida abierta: tanto los dientes de arriba como los de abajo no se solapan, sino que queda un espacio entre ellos cuando mordemos. Expansores son recomendados en niños, mientras que brackets para los adolescentes y cirugía en adultos. 

 

  • Mala postura: la corona de un diente se desplaza del sitio correcto. 

 

  • Mal ángulo de incisivos: sean superiores, inferiores, ambos o en bloque, la ortodoncia fija arregla los ángulos. 

 

  • Apiñamiento: en estos casos, la ortodoncia apunta más hacia el fin estético. El objetivo es posicionar los dientes apropiadamente. 

 

  • Separación entre dientes: con la implementación de aparatos fijos es posible cerrar espacios, pues se mueven en bloque tanto la corona como la raíz. 

 

  • Pérdida temprana de los dientes de leche: si esto sucede, es necesario usar un “mantenedor de espacio”, de manera que el diente por nacer cuente son su sitio reservado. 

 

  • Problemas con el habla: los aparatos solventan las dificultades para pronunciar algunos fonemas, debido a la mordida abierta, sobremordida horizontal, proyección de la mandíbula, ausencia de molares superiores, etc. 

 

  • Dientes rotados: un ortodoncista puede llevar el diente hasta su ubicación precisa. 

 

  • Articulación de la mandíbula: mejora los dolores que sentimos al masticar o morder, molestias faciales, chirridos al abrir y cerrar la boca, dolores de cabeza y oído, etc. Se emplean protectores bucales o de mordida. 

 

  • Trastorno de apnea del sueño: puede resultar si la mandíbula inferior no se desarrolló normalmente. En tales casos es recomendada la ortodoncia. 

 

  • Línea media desplazada: para que coincida la línea media de los dientes superiores e inferiores, se colocan brackets. 

 

  • Respiración por la boca: suele indicarse una placa vestibular y el tratamiento es ordenado, en este particular, por un otorrinolaringólogo. 

 

Ciertamente el crecimiento adecuado de todas las piezas dentales es la idea primordial del tratamiento de ortodoncia; pero como verás, hay otras afectaciones que es capaz de sanar y Odontoclave está preparado para hacerse cargo de tales procedimientos.


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

hablemos