Odontoclave

CIRUGía oral

Cirugía Oral

Diagnóstico y tratamiento quirúrgico de las enfermedades, afecciones y defectos que involucran el aspecto funcional y estético de los tejidos blandos y duros de la cara y el cuello.

Procedimientos

  • Manejo de dolor miofacial y articulación temporo mandibular (Dolor en articulación y músculos mandibulares)
  • Tratamiento de trauma dentoalveolar (Restablecimiento en diente y tejidos orales después de un traumatismo)
  • Exodoncia quirúrgica de cordales y ventanas
  • Valoración y tratamiento de patología de la cavidad oral.

Preguntas frecuentes sobre
Cirugía Oral

Diagnóstico y tratamiento quirúrgico de las enfermedades, afecciones y defectos que involucran el aspecto funcional y estético de los tejidos blandos y duros de la cara y el cuello.

Una cirugía oral es una operación quirúrgica que se realiza en la cavidad bucal (dientes, mucosas y tejidos accesorios) para solucionar o extirpar elementos anatómicos patológicos.

Las intervenciones de cirugía oral normalmente se realizan en nuestras clínicas, y no requieren en general grandes intervenciones por lo que pueden ser llevados a cabo con técnicas de anestesia local.

En ocasiones, por cirugías muy amplias o porque así lo necesite el estado del paciente, la intervención será en quirófano bajo anestesia general.

Una de las cirugías orales más frecuentes es la aplicada para extraer las cordales, que está indicada principalmente cuando hay dolor. Esta cirugía también se recomienda si hay infección, quiste o falta espacio en la mandíbula para todas las piezas dentales.

Otras intervenciones de cirugía oral son:

·       Exodoncia quirúrgica de dientes retenidos

·       Biopsias o resecciones de tejidos blandos con fines terapeuticos o diagnósticos             

·       Exodoncia quirúrgica de restos radiculares

·       Exodoncia quirúrgica de dientes supernumerarios

·       Ventanas quirúrgicas

Lo fundamental es tomar la medicación y cumplir con los cuidados de compresión y hábitos alimenticios que le indiquen el profesional tras la intervención.

Es muy importante cumplir exactamente con las indicaciones las dos horas posteriores a la cirugía oral: Aplicar hielo las primeras 24 horas, posterior a esto compresas de agua tibia, nunca salivar o escupir hasta no retirar las suturas, seguir las demás indicaciones que el profesional indique.

El resultado de la cirugía depende mucho de cumplir con estas pocas, pero útiles instrucciones.

Entre los beneficios de una intervención quirúrgica encontramos:

·       Restablecer la salud oral del paciente

·       Disminuir el riesgo de infecciones

·       Confirmar el diagnóstico de patologías de cavidad oral.

La disfunción temporomandibular se utiliza para referirse a problemas relacionados con la articulación que permite el movimiento de la mandíbula en relación a los huesos que la unen a los dos lados del cráneo.

El diagnóstico de esta patología es complicado y se hace normalmente después de haber descartado otras patologías relacionadas con el dolor que tienen más signos y síntomas.

Pueden existir quistes en el interior de los huesos maxilares o de la mandíbula causados por diversos motivos, como infecciones latentes de dientes en mal estado o dientes que han quedado retenidos en el hueso.

La intervención quirúrgica para la extracción del proceso, en cualquiera de los casos, asegura una curación definitiva.

Se pueden producir tumores benignos dentro de la cavidad oral, nos permiten encontrar lipomas, fibromas o pequeños angiomas. Para estos procesos se realiza una exéresis-biopsia de la lesión para que un especialista nos confirme el tipo y la benignidad del proceso.

El canino (colmillo) realiza su erupción normalmente entre los 11 y 13 años de edad y, en ocasiones, uno o ambos pueden desarrollarse en mala posición, (en el paladar o detrás de los incisivos superiores). Para que el tratamiento ortodóntico tenga éxito es necesario ‘’ayudarles’’ para que salgan y no modifiquen la posición de los dientes vecinos o dañen las raíces.

La intervención quirúrgica es menor y consiste en eliminar la encía que cubre la corona del canino y, en ocasiones, limar el hueso de la misma zona, luego se realiza cementación de un bracket o un botón en el diente.

Tras realizar la cirugía en el diente, el ortodoncista con hilo elástico y alambres le traccionará el camino al diente hacia la posición deseada.

Cabe aclarar, que esto generalmente sucede con el canino, pero también puede pasar con cualquier otro diente.

Los dientes supernumerarios en la cavidad bucal son una alteración del desarrollo dental infrecuente en pacientes que no tienen un síndrome asociado, estos pueden inducir diversas alteraciones como maloclusiones, atraso en la erupción dentaria, reabsorción de los dientes adyacentes, formación de quistes, dilaceraciones radiculares y giroversiones.

El tratamiento que se le deben dar a los dientes supernumerarios es la extracción de estos, mediante exodoncias simples o más comúnmente exodoncias quirúrgicas.